jueves, 11 de febrero de 2010

El principio de Pereira

Muy bueno este post, la segunda parte de "30 leyes epónimas relacionadas con el desarrollo de software".
Entre ellas, me quedo con el principio de Pareto (más conocido como el del 80-20) y con el principio de Peter (muy relacionado con la ley de Dilbert). He sufrido en mis carnes muchas veces las consecuencias de algunos de estos principios:
  • Principio de Pareto: Para muchos fenómenos, el 80% de las consecuencias derivan del 20% de las causas. Utilizo este principio casi a diario. Trato de concentrarme en lo importante, e invertir mis esfuerzos en ese 20% de soluciones al 80% de los problemas.
  • Principio de Peter: En una jerarquía, todo individuo tiende a subir hasta alcanzar su nivel de incompetencia. Comprobado en muchas de las organizaciones que conozco. Mientras uno es bueno en su trabajo, sigue prosperando y subiendo en la escala organizativa... hasta que ya no hace bien su trabajo, entonces deja de subir.
  • Ley de Conway: Cualquier software refleja la estructura organizacional de quien lo produjo. Curioso pero cierto. Me he pasado los últimos tres meses tratando de hacer homogéneo un proyecto que se dividió en dos grupos de trabajo. Por supuesto cada grupo puso sus propias normas de desarrollo, que a veces se contradecían con las del otro. Para más inri, apenas había comunicación entre los grupos (aunque eran todos de la misma empresa y se sentaban unos al lado de los otros). Resultado: dos proyectos independientes que deberían ser uno sólo, cada uno de su padre y de su madre.
Voy a aventurarme a enunciar un principio también sufrido multitud de veces en mis propias carnes, relación directa del principio de Pareto y el de Peter:

Principio de Pereira: El 80% de los buenos técnicos son mediocres en la gestión, por lo que en una organización suelen estar situados en el primer nivel de la jerarquía que exige esa competencia.

Corolario 1: Los buenos técnicos que llevan tiempo en una organización están en una de estas tres situaciones:
  1. El 20%: Siguen ocupando un puesto técnico, y todo el mundo sabe que son muy buenos. Sin embargo están bastante molestos porque su sueldo no refleja ese hecho, y no sólo de prestigio vive el hombre.
  2. El 30%: Decidió ascender y ocupar un puesto de gestión, pero como eso no les gusta, se dedican a seguir haciendo labores técnicas, por lo que descuidan la gestión y hacen mal su trabajo.
  3. El 30%: Decidió ascender y ocupar un puesto de gestión, e intentan realizar esas labores pero lo hacen de manera mediocre.
  4. El 20%: Además de ser buen técnico tiene ciertas dotes de gestión y sigue prosperando en este tipo de labores, aunque siempre añorando aquellos años en los que utilizaba algo más que el outlook y powerpoint.
Corolario 2: Si estás buscando un buen técnico en una organización, es más probable que lo encuentres si buscas en el primer nivel de puestos de gestión.

4 comentarios:

aanton dijo...

Me ha gustado mucho tu post! Seguiré trabajando para llegar a ser un buen técnico y ver en cuál de los perfiles encajo :)

Manuel Pereira dijo...

Tú ya eres un buen ténico, lo que no sé es si dentro de los cuatro grupos estás entre el 20% del primero o el 20% del último ;-)

aanton dijo...

Juas juas juas te tengo engañado! Pero tu si que encajas en el punto 4 :)

Julio dijo...

Suerte arreglando tu "Conway" :P