jueves, 15 de enero de 2015

Editplus: Mi editor de texto favorito

Todo informático que se precie tiene un editor de texto "favorito", ese que lleva utilizando años y años y que es de las utilidades más socorridas.
En mi caso ese editor de texto es EditPlus. Llevo más de 15 años utilizándolo, y me parece uno de los mejores del mercado, al menos para los temas que yo lo uso (no lo utilizo como editor de código para programar, para eso ya están los IDEs especializados).
Entre sus principales ventajas, a mis ojos, están:

  • Rapidez: Se trata de un software increíblemente rápido, arranca inmediatamente y cualquier operación se realiza de forma ágil.
  • Macros: El sistema de macros está muy logrado, se pueden grabar macros para realizar automáticamente labores repetitivas (por ejemplo para eliminar la primera palabra de todas las filas, etc.).
  • Manejo de encodings: EditPlus maneja bastante bien los encodings, al menos la conversión a/desde UTF-8, un tema que suelo utilizar a menudo.
  • Apertura de ficheros grandes: Se pueden abrir ficheros de muchos megas sin problemas, el programa no consume demasiada memoria.
  • Apertura de decenas de ficheros: Se pueden abrir cientos de ficheros a la vez y el programa funciona perfectamente.
  • Buscar y Reemplazar en múltiples ficheros: La búsqueda en ficheros es rapidísima, y se puede reemplazar de una vez en todos los ficheros (en realidad para hacerlo hay un truco, abrirlos todos y reemplazar en todos los ficheros abiertos).
  • Selección vertical: El programa permite realizar selecciones verticales (manteniendo la tecla "Alt" pulsada), un tema muy útil por ejemplo para eliminar una columna vertical de caracteres de todas las líneas a la vez.

Existen otras muchas alternativas como Notepad++, UltraEdit, JEdit, etc., pero como os comento a mi entender EditPlus satisface al 100% mis necesidades, y tiene una versión gratuita que puedes descargar aquí.

Y tú, ¿cuál es tu editor favorito?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Notepad++ justo por lo mismo que tú Editplus...lo probaré pero creo que al final es más como esa camiseta vieja que es vieja pero es cómoda ;-).
Y ahora la anécdota... en mi 'gran' empresa hasta hace un año sólo podíamos usar el de Windows así que todo el mundo tenía en un USB la versión portable del editor de su gusto...¿adivinas qué hicieron?...exacto...caparon los USBs!

Manuel Pereira dijo...

Buena solución, me recuerda a la de Hommer Simpson, cuando se le enciende una luz de aviso en el panel del coche, y para arreglarlo pone cinta aislante encima para que no se vea la luz :-)